dilluns, 23 de març de 2009

Buenos Aires es prepara per una setmana "vegetariana"

Afirman que no habrá faltantes de carne

Lo hicieron Biolcati, y representantes de las cámaras de carnicerías y de exportadores; carniceros dijeron a lanacion.com que los cortes están más caros

Lunes 23 de marzo de 2009 | 11:19 (actualizado a las 15:57)

Tal como ocurrió en paros anteriores, el precio y la disponibilidad de carne se convierte en un tema de preocupación. En el tercer día de la medida de fuerza del agro, que se extenderá hasta el viernes próximo, mientras desde las entidades agropecuarias y las cámaras que concentran a los exportadores y comercializadores, aseguraron que la huelga no provocará faltantes ni subas en el precio de los cortes, en las carnicerías ya sintieron hoy la suba y la trasladaron a los consumidores.

"Hay stock suficiente para mantener el abastecimiento sobradamente para esta semana de paro. Aunque llegara a faltar, hay suficiente distancia entre el precio de Liniers y el precio al público", aseguró el presidente de la Sociedad Rural en declaraciones a radio Continental. "No hay ninguna justificación para que se aumente el precio de la carne", completó.

Sin embargo, en un recorrido de lanacion.com por carnicerías del centro porteño y de barrios como Palermo y Barrio Norte admitieron que trabajan con miedo de no poder cumplir con la demanda habitual de carne. "No se vende en Liniers; en los frigoríficos nos dicen que nos van a ir racionando la entrega", dice, preocupado, Oscar Cari, en su carnicería de Alvarez Thomas al 900. Agrega que trabaja con mucha incertidumbre y teme que se repita la situación del año anterior. "No aprendemos más en este país", agrega.


Video: carniceros, preocupados por el paro agropecuario


Como sus colegas, dice que la carne que recibe es poca y más cara. "Lo que pagaba $8,50 hoy está a 10", contrasta Miguel Angel Alvarez, de la carnicería San Francisco, en el barrio de Palermo Viejo. Agrega que, de seguir así, la situación se podría complicar la semana próxima.

Todos los consultados coinciden en hablar de la preocupación que sienten por "no poder trabajar tranquilos". Todos recuerdan el paro del año anterior, cuando tenían poca carne disponible y con precios al doble de los habituales. Gregorio Romero, dueño de La Granja de Goyo, en Córdoba 6000, protesta por la situación y se entristece: "Los pollos no están llegando por los cortes". Espera no llegar a la situación del año anterior cuando, recuerda, "lo poco que venía era tan caro que daba vergüenza vendérselo a la gente. Nos robaban a nosotros y nosotros teníamos que robarle a la gente".

"Llegamos bien". Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams, aseguró: "Por ahora el abastecimiento ha sido muy bueno, norma. No hubo problemas, hemos recibido las cantidades pedidas y esperamos llegar bien al fin de la semana".

En la misma línea, se refirió a la situación de los precios. "Hubo muy poca variación de precios. La mayoría fue absorbida por los carniceros", indicó en declaraciones a la agencia estatal Télam.

También el presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC) , Mario Ravettino, negó que vaya a haber faltantes por el paro. "El abastecimiento cárnico está bien, ya que, por una obligación legal, la industria exportadora tiene que tener un encaje de 65 por ciento de carne stockeada para poder exportar el resto, aseguró.

"Ante la imposibilidad de faenar, todo ese stock va a ser volcado estos días al consumo interno, por lo que no va a haber problemas en los precios porque hay volumen. Tampoco veo inconvenientes de abastecimiento en estos días"

No obstante, admitió que "si llegara a haber alguna suba en algún corte seguramente el lunes con la afluencia de ganado que se dará en los mercados, los valores descenderán".

Pocas vacas. En tanto, hoy sólo ingresaron en el Mercado de Hacienda de Liniers200 animales, pese a que la oferta habitual para un día lunes ronda entre las 3000 y 4000 cabezas. "El acatamiento al paro fue total", confirmó Esteban D? Apice a lanacion.com desde el Mercado de Liniers.