dilluns, 13 d’abril de 2009

Alegría, que son quatre dies (de Expansión)

El 25% del Ibex sube el sueldo de los consejeros

Publicado el 12-04-2009 , por Sergio Saiz

Los órganos de administración de las grandes firmas cotizadas aumentan un 5% su salario fijo para compensar la caída del 3,4% del variable y el drástico recorte de las pagas extra a los consejeros.

Las nóminas de los administradores de las grandes cotizadas españolas pierden poder adquisitivo. Lejos quedan ya aquellas subidas de sueldo del 26% que vivieron los consejeros de las empresas del Ibex 35 en 2006. Aunque sólo han pasado dos ejercicios, la realidad económica se ha enfriado a tal velocidad que, en el último año, la retribución conjunta de los consejos del Ibex 35 ha caído cerca de un 3%, hasta 251,57 millones de euros.

En esta estadística, hay que descontar el efecto que produce la caída de Acerinox, de más de un 70%, como consecuencia del atípico que percibió su ex presidente y consejero delegado, Victoriano Muñoz, tras su jubilación. Sin tener en cuenta este desembolso, la retribución total de los consejos prácticamente se ha congelado en el último ejercicio, con un ligero incremento del 0,3%. Mientas, en 2008, los beneficios del Ibex cayeron un 4,7%.

Pese a la aparente prudencia que se ha impuesto en la política retributiva, el 25% de las compañías del Ibex (es decir, una de cada cuatro) ha aumentado el salario de sus consejos, pese a haber registrado una caída de sus beneficios. Es el caso de Abertis, Banco Popular, Banco Sabadell, Santander, BBVA, BME, Criteria, FCC y Repsol YPF.

Los administradores han compensado la caída de la parte variable, ligada a los resultados, con un incremento de la parte fija, que ascendió a 81,5 millones de euros, es decir, un 5% más que el año anterior. El variable se redujo un 3,4%, hasta los 57,6 millones de euros.

Sin embargo, la partida que más ha sufrido el desgaste de la crisis ha sido la que engloba el pago de dietas, atenciones estatutarias, ejecución de opciones sobre acciones y otros tipos de compensación. Esta paga extra, que supone alrededor de 57,5 millones de euros en el conjunto del Ibex, ha caído un 13% en el último año, ya que es el apartado donde se pueden recortar gastos con mayor flexibilidad y velocidad.

Aunque la moderación salarial parece haber llegado a las grandes cotizadas y muchos primeros ejecutivos han anunciado una rebaja en su nómina, los datos demuestran que la política retributiva de la mayoría de las firmas del Ibex no está relacionada con la evolución del negocio.

El 57% de las sociedades no ha modificado las nóminas de sus administraciones en la misma dirección que los resultados cosechados durante el ejercicio, entre otros motivos, porque la parte variable sigue teniendo menor peso que la fija. En esos casos, suben los sueldos en mayor proporción que el incremento de su beneficio o pese la caída de éste.

Sectores
En el caso de la banca, donde presidentes como Francisco González, de BBVA, o Ana Patricia Botín, de Banesto, se han apresurado a dar ejemplo de sobriedad recortando su salario, la realidad es que la retribución de la mayoría de los consejos de entidades financieras ha crecido en el último ejercicio, a pesar de que los beneficios han caído.

En el banco que preside Ana Patricia Botín, los administradores han ganado un 37% más, pese a que el resultado del banco sólo avanzó en un 2%. En BBVA, los administradores cobraron un 10,6% más, mientras que el beneficio se desplomó un 18%. Bankinter es la única entidad donde los gestores se recortaron el sueldo, siguiendo la estela de su cuenta de resultados.

Iberdrola es una de las compañías cuya retribución más se ajusta a la evolución del negocio, aumentando la nómina del consejo un 23%, frente a un incremento del beneficio del 21,5%. En la misma línea, aunque con signo negativo, se encuentra Telecinco, que recortó el sueldo de sus gestores en un 42%, dos puntos porcentuales más que su caída en el resultado del ejercicio.

En otros casos, como el de Iberia, cuyo resultado descendió un 90%, los administradores se congelaron el sueldo durante 2008. Los ejemplos menos habituales son los que protagonizan empresas como ACS, Enagás, Endesa, Gas Natural o REE, donde los consejeros han cobrado menos que en 2007, pese a que la evolución del negocio ha sido positiva.

A la espera de que se publique el informe de gobierno corporativo con los saldos desglosados, Santander es la compañía del Ibex que mejor paga a su consejo, con cerca de 39 millones de euros. Un año más, Grifols es la más prudente, con un desembolso de 180.000 euros, aunque también es, junto a Cintra e Inditex, la que tiene el consejo más pequeño, de nueve miembros, frente a los 24 de Mapfre.

Los ejecutivos dan ejemplo
De los 259 millones de euros que las compañías del Ibex pagaron a sus consejeros, un poco más de la mitad (135 millones de euros) se dedicó a sufragar la nómina de los administradores ejecutivos, que, generalmente, ocupan los cargos de presidente, consejero delegado y vicepresidente.

En este caso, los primeros ejecutivos de las grandes cotizadas decidieron dar ejemplo de sobriedad en su sueldo, ya que ganaron un 11% menos que el año anterior.

A la espera de que se haga pública la nómina de los administradores de Santander, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, es uno de los ejecutivos mejor pagados de la bolsa española, con 6,5 millones de euros, seguido por Francisco González, de BBVA, con 5,3 millones de euros.

Junto a Telefónica, que no desglosa el salario de su presidente, César Alierta, estas compañías son las que más pagan de media a sus consejeros ejecutivos.

Como es habitual desde hace ya varios años, en el top ten de los administradores con mejor retribución entre las cotizadas, tan sólo se encuentra una mujer, Ana Patricia Botín, que el año pasado ingresó tres millones de euros por su trabajo al frente de la entidad financiera.
Quienes no parecen haber sufrido la crisis que viven sus empresas son los altos directivos, cuyas nóminas se elevaron un 14,2%, frente a una caída generalizada de los resultados de las firmas del Ibex del 4,7%.

Este incremento en plena recesión económica choca con la moderación que se vivió en 2007, cuando la retribución de la alta dirección fue un 0,7% superior a la de 2006.

Acciona, Bankinter, Endesa, Iberia y Mapfre son de la pocas grandes cotizadas que han recortado las nóminas de la dirección, mientras que Ferrovial es la única que las ha congelado.

Sueldos congelados
Sin contar Acerinox, Santander, Indra y Sacyr, que todavía no han publicado el informe de buen gobierno, las firmas del Ibex suman 456 altos directivos, que el año pasado recibieron 250 millones de euros, es decir, nueve millones menos que la retribución total de los consejos de administración.

Este año, desde los consejos de administración, se ha lanzado la consigna de la sobriedad retributiva, sobre todo, cuando muchas compañías están presentando expedientes de regulación de empleo (ERE). Por eso, frente a los salarios ya comprometidos en 2008 de la alta dirección, para 2009, varias compañías se han apresurado a anunciar la congelación salarial de sus cúpulas directivas.

Repsol, Iberdrola, Enagás, Abertis, Banco Sabadell, FCC o Acciona son sólo algunos ejemplos de una política que también se está imponiendo entre las pequeñas cotizadas, como NH, que ha recortado en un 65% la nómina de sus directivos, o Banco Pastor, que ha hecho lo propio, rebajando, como mínimo, un 30% la parte variable.

En 2008, Telefónica fue la compañía del Ibex 35 que más pagó, de media, a sus altos directivos, con 2,3 millones de euros anuales, de los que más del 70% correspondía a la parte fija. Sin embargo, fue Endesa (28 millones de euros), seguida de ACS (27 millones de euros), la firma que más pagó el año pasado. La eléctrica tiene en nómina a 39 altos cargos, mientras que la constructora presidida por Florentino Pérez es la sociedad cotizada con mayor estructura directiva.
Noticias Relacionadas