dijous, 10 de desembre de 2009

El Tió (de La Vanguardia)


Campaña 2.0 para salvar el 'tió'

Abandonan 500 mini-tiós para que pasen de mano en mano y crean una web para revitalizar esta costumbre navideña

Joel Albarrán Bugié | Barcelona | 10/12/2009 | Actualizada a las 01:42h | Ciudadanos

"El tió corre peligro y nos necesita". Con este grito de guerra, una empresa de creativos catalanes ha lanzado 500 mini-tiós a las calles de Catalunya, animando a los ciudadanos a rescatarlos, bautizarlos y volverlos a liberar para que otras personas los rescaten y vayan así pasando de mano en mano.


La del Tió es una tradición navideña catalana (formalmente llamada Tió de Nadal y popularmente conocida como hacer cagar el tió) en la que un tronco caga regalos después de ser alimentado durante días y atizado con un palo en Nochebuena o el mismo día de Navidad.

Los impulsores de la iniciativa temen que "el tronco más entrañable y cagón está desapareciendo de nuestros hogares" y, por este motivo, han lanzado esta campaña con el ánimo de revitalizar su presencia en los hogares.

La campaña, bautizada por sus creadores como tiocrossing (en referencia al bookcrossing, que consiste en intercambiar libros con desconocidos) mezcla la tradición navideña catalana del Tió, las nuevas tecnologías y las movilizaciones a través de las redes sociales del internet 2.0.

Sóc de tió tiene ya más de 500 seguidores en Facebook, las aventuras y desventuras de los tiós pueden seguirse al minuto en Twitter y en un mapa interactivo se puede ver las andanzas de los cientos de amables tronquitos abandonados por todo el territorio catalán protegidos con barretina, sin perder su tradicional sonrisa y acompañados de un papelito con un código identificativo y la web de la campaña.

Más de 170 tiós rescatados
Por el momento, de los 500 tiós abandonados en los más diversos lugares de las principales ciudades catalanas, 176 han sido rescatados.

La idea es que cuando una persona encuentre uno de estos mini-tiós lo notifique en la web (introduciendo el código y bautizándolo si es la primera persona que lo encuentra) y vuelva a dejarlo donde le parezca que otra persona pueda rescatarlo y sumarse al juego.

Quien no tenga la suerte de encontrar uno de estos tiós abandonados también puede participar haciendo crecer la iniciativa y lanzando su propio tió al ruedo, después de haberlo identificado con un nuevo código generado automáticamente por la propia web.

Los participantes mandan fotos del viaje del Tió
Albert Torras, uno de los creativos de la agencia keepU que la semana pasada y durante este puente han abandonado los tronquitos por las cuatro provincias catalanas, asegura que se han llevado una sorpresa con la buena acogida que ha tenido la idea.

"La gente es muy participativa y se toma la molestia de enviarnos correos electrónicos" y fotos explicando el estado de los tiós, asegura.

Al parecer, ellos no son los únicos que tienen la impresión que el tió, por su naturaleza exclusivamente catalana, está sucumbiendo ante la presión de unos Reyes Magos o un Papá Noel de proyección internacional y que cada año son promocionados en millonarias campañas navideñas de los anunciantes.

Sóc de Tió ha recibido adhesiones desde Valencia y también ha habido escuelas catalanas interesadas en llevar la iniciativa a las aulas, según explica Torras.

Sin querer atacar a ninguna de las otras tradiciones navideñas, la gente de keepU, defiende que hay que conservar el tió porque "es muy de aquí, es muy simpático y tiene gracia".

Bona idea, tot i que cal esperar el final per veure els resultats (si ve finalment el fred, que no cremin en una foguera a peu d'obra) , aquest any amb els "nens" ja granadets, potser també l'abandonem...