dijous, 14 de maig de 2009

què en diu el MARCA? guay del paraguai (Distòpia discrònica)

Un comportamiento indigno

Lamentable. Es la única palabra que se me ocurre para calificar el comportamiento de los hinchas del Athletic y Barcelona en los instantes previos a la disputa de la final de Copa. La tremenda pitada con la que saludaron la presencia del primero de los españoles, el Rey don Juan Carlos, y con la que acompasaron el himno de España sólo refleja la intolerancia de algunos. Lo que debía ser la fiesta del fútbol español se convirtió en una demostración de la falta de respeto que algunos tienen por lo que no comparten. Esto es fútbol y no política, así que dejemos las demostraciones de nacionalismo para otros ámbitos. Aquí se trata de disfrutar del balompié y el que no quiera tararear el himno, que se calle, pero que no falte al respeto. Claro que con el silencio previo de Macua y las declaraciones sobre países y naciones de Laporta es mucho pedirle a una masa enfervorecida que se comporte con educación y respeto.



Pero si lamentable fue la actitud de los presentes, peor fue la de TVE tratando de tapar la reacción al himno. Debe ser la primera vez que no escuchamos el himno en una final de Copa porque la televisión de turno conecta en tan delicado momento con San Mamés. Si las aficiones pitan, pues se aguanta el chaparrón, pero no se censura lo que ocurre. No mostrar imágenes del escarnio no significa que éste no haya existido.

P.D. 22:59 horas. Culminando el surrealismo de TVE, en el descanso dicen que por un error humano no han podido ofrecer el himno y lo dan ahora con el fondo de los silbidos eliminado y dando las imágenes de los dos o tres seguidores que sí respetaron el sonido. Vaya manipulación. De chiste.